Exigencia, elegancia y diseño.
Cuando hay que tener en cuenta cada detalle

Jantaminiau es una marca que tiene un público muy concreto y exigente. Su creador Jan Taminiau es un enamorado de las historias que se esconden detrás de cada prenda. Y con esta misma idea, trabajamos en estas sesiones de fotografía de moda.

En búsqueda constante de nuevas formas

Volúmenes, formas, acabados… Cada propuesta es el resultado de un exhaustivo proceso creativo. Por ello, en esta sesión se apostó porque las protagonistas indiscutibles fuesen las prendas del catálogo (outfit sin joyas, maquillaje sencillo…).

Además, el color de background seleccionado fue el blanco para seguir construyendo sobre la idea de que la protagonista indiscutible, era la nueva colección de esta marca de alta gama.


El movimiento, el elemento rompedor

Para dar un aire urbano, moderno y conseguir captar la calidad de las prendas y caída de las telas, se propuso introducir movimiento como elemento disruptivo.

Faldas al vuelo, giros, paseos, movimientos con flexibilidad y dinamismo. Las modelos de la sesión supieron dotar de vida a cada una de las prendas. ¿El resultado? Unas composiciones con una estética inmaculada.

Elegancia y sobriedad se unen en esta colección de moda de alta gama diseñada para una mujer urbanita y con personalidad.

Tras las bambalinas

El ritmo y ambiente que se generan en este tipo de sesiones es muy especial y difícil de explicar. El equipo funciona como una máquina perfectamente engranada y sabe en cada momento lo que toca: iluminar, repasar maquillaje, cambiar outfit… Además, es muy importante conectar con las modelos para que puedan mostrar ese punto diferencial que cada una puede dar a una sesión de fotografía de moda.

Serie lover: todo al rojo

Dentro del catálogo de la nueva colección había un conjunto de prendas muy especiales: la serie Lover.

Para potenciar su nombre jugamos con el rojo como elemento unificador, tanto en iluminación como en los fondos, y llevamos la propuesta de dar movimiento al extremo. De este modo conseguimos efecto de superposición, dinamismo, cuerpos que se desdoblan… Creatividad aplicada en fotografía de moda para crear una colección muy personal.

Apostar por la fotografía creativa para una sesión de fotografía de moda, en la que se quiere resaltar el carácter de la colección, es sin duda un plus para poner en valor cada prenda.

Atención a los detalles

En esta sesión pusimos gran cuidado tanto en la pre-producción como en la post-producción para lograr una calidad impecable. Para ello pusimos especial atención a cada detalle, corrigiendo con tratamiento fotográfico profesional arrugas y pliegues de las prendas, brillos, limpieza en los suelos…

A su vez también potenciamos algunos de los efectos que habíamos conseguido con el juego de iliminación para poder afinar más las luces y sombras, elemento indispensable para dotar de volumen a la fotografía.